Las primeras Bodas de Plata que fotografió

Siempre que habría el album familiar que mi mamá había hecho en las primeras paginas me topaba con las fotos de las Bodas de Oro (50 años) de mis abuelos maternos <3.

Generalmente cubro bodas y este año en el mes de Julio me toco la fortuna de cubrir unas Bodas de Plata (25 años) y realmente me sentí muy afortunada de tener la oportunidad de crear estos recuerdos no solo para los involucrados, sino para las futuras generaciones de esta familia.

A continuación les cuento mi experiencia…

Cuando me contactaron para cubrir esta boda me comentaron que me encontraron a través del directorio de MyWed (en otro post hablaré a detalle de mi experiencia con los directorios de servicios para bodas) y que se trataba de un evento muy intimo (alrededor de 70 invitados) en un salón pequeño y acogedor. 

La fecha desde luego que la tenía disponible (aunque tuve que recorrer mi semana de vacaciones en Puebla para poder cubrir este evento).  El siguiente paso fue enviar el email con la cotización solicitada y posterior a eso conocer a mi cliente en persona para firmar el contrato online.

Durante este proceso de firma de contrato se hizo incapié en que por razones personales ninguna foto que involucrará a mis clientes podría ser publicada en este portafolio ni mucho menos en mis redes sociales. Por esa razón es que esa celebración no ha sido publicada por aquí, pero quería mostrarles al menos un poco de la decoración (en Instagram) y de mi experiencia en este evento, porque me pasaron un par de detalles trascendentales.

Para cubrir los eventos que tengo agendados en 2019 adquirí una cámara más, la Fuji XA5, un estabilizador (Moza Air) y un micrófono RODE; porque a partir de este año también estoy ofreciendo el servicio de video en dos modalidades (VideoClip y Cobertura Total). Mientras que para hacer fotografía sigo con la Fuji XT20 con su lente de kit y además adquirí un lente 7artisans de 25 mm.

Este es el primer evento que cubro en Toluca y pues estaba un poco nerviosa, ya que tenía alrededor de 10 meses sin cubrir eventos; además justo un mes y medio antes de la fecha acordada tuve una contractura muscular en el hombro izquierdo que me inmovilizo algunos días y me preguntaba si iba a estar bien para cubrir mi agenda.

La preparación del equipo

Para ir a un evento de este tipo es necesario tener en orden todo el equipo que se va a necesitar. Particularmente no me gusta cargar muchas cosas debido a que sé que pasaré mucho tiempo de pie, así que solo llevo lo que realmente me será necesario:

Para Fotografía:

Cámara Fujifilm XT20 , Lentes: Fujinon 18-55 a 2.8 y 7 artisans 25 mm a 1.8, 2 Baterías extra cargadas al 100% y 1 cargador, memoria Samsung Evo Select de 128 GB, Flash YN560IV con difusor, 8 pilas AA para el flash y su respectivo cargador.

Para Video:

Cámara Fujifilm XA5, lente Fujinon 15-45 mm a 3.5, microfono RODE, memoria Samsung Evo Select de 128 GB, lampara de leds YNO906 II y el estabilizador Moza Air.

Para esta ocasión ya había configurado los perfiles de color en ambas cámaras para no sufrir tanto en la edición. El itinerario involucraba una sesión familiar antes del evento, por lo que era necesario conocer el lugar días antes. Así que contactamos con la wedding planner y nos mostraron el salón y los jardines, a partir de eso comenzaron a surgir las ideas para la sesión previa y también nos sirvió para conocer las condiciones de luz del salón ya que el evento comenzaría al anochecer.

Como dato curioso durante el recorrido previo al lugar, nos comentaron que este lugar muchos políticos de renombre realizan eventos y que en el salón más grande (al que no fuimos, pero si vimos desde afuera y esta espectacular) se llevo acabo la fiesta de la hija de Juan Collado a la que asistió Peña Nieto y en la que se grabo un video en el que se ve al expresidente de México bailando (muy mal por cierto).

En fin, al llegar el día llegamos al salón con una hora de anticipación para fotografiar y grabar la decoración de la fiesta y prepararnos para la sesión familiar. Después de la sesión nos tomamos un tiempo para conversar con el DJ y conocer los momentos justos en que la iluminación cambiaría. Una vez ajustados todos los detalles el evento comenzó y todo perfecto hasta que llego el momento del brindis y el baile principal.

El DJ ya me había dicho que al momento del baile se iban a apagar las luces, iban a quedar un par de reflectores y se iba a lanzar humo, por lo que la visibilidad iba a ser muy baja. Bueno, ya traía montado el flash en la cámara y todo debía salir bien cuando apagaran las luces. 

Pero… ¿se acuerdan que más arriba les dije que había estado ajustando los perfiles de mi cámara? pues no supe en qué momento moví también el tipo de obturador, la XT20 tiene tres modos de tipo de obturador:  manual, electrónico y manual+electrónico; mi cámara se había quedado solo con el obturador electrónico (y yo no estaba consciente de eso), así que el flash nunca se sincronizo en las penumbras y jamás lanzo destello.

Estaba que me daba el patatuz…

…en serio que sentía que podía vomitar en ese momento de los nervios y la preocupación inmensa. Solo pensaba “esto sí que es trabajar bajo presión” porque este momento esta pasando ahora y no se puede repetir.

Así que tenía de dos…

…llevar al extremo el ISO de la cámara arriesgando la calidad de las fotos o ser creativa y hacer fotos a contraluz sacándole jugo a los reflectores del DJ. Opté por las segunda opción y el resultado fue excelente, esas fotos fueron descritas por mi cliente como “me encanto, es la foto más romántica que tengo”. Así que salvados por la campana.

Otro reto durante este evento fue durante la sesión previa en donde use el 7artisans que como ya sabemos es de enfoque manual y yo soy cuatro ojos. Aunque ya llevaba tiempo desarrollando esta habilidad del enfoque manual y debo decir que me encanta enfocar en manual; aunque tenía miedo de los resultados, pero todo salió super bien.

Algo que también es muy importante cuando cubres eventos sociales como bodas es que debes ir vestido para la ocasión. Esta claro que no eres un invitado, pero sí un profesional al que contrataron; así que aplícate también en el glamour de tu outfit.

Al final del día regresamos a casa muy cansados porque un día anterior a esta celebración habíamos cubierto otra boda de principio a fin. Se los contaré en el siguiente post de esta serie “Crónicas de una Wedding Photographer”.

Author: Rebecca Aldama

Blogger & Fotógrafa de Bodas, escribo un blog sobre Comunicación Visual, Marketing, Redes Sociales y Milenials. Colaboro con fotos en: @gettyimages @istock

Comentarios