Viajando de Los Mochis a Mazatlán

Aprovechando el puente de Día de Muertos decidimos viajar el fin de semana al puerto de Mazatlán.

Lo primero fue comenzar con la búsqueda de boletos de autobús, por los horarios decidimos comprarlos en la línea TAP, así que entramos a la pagina oficial de TAP para buscar la corrida y nos encontramos con que había una promoción del 10% de descuento si hacíamos la compra online en TAP Plus, total que cada boleto nos salió en $325 MXN. Seleccionamos asientos y ya para finalizar la compra no se podía procesar el pago con tarjetas de crédito MasterCard, lo intente como 5 veces y al final terminamos pagando con debito.

Ya con los boletos, empezamos a hacer la maleta para el fin de semana y al día siguiente nos levantamos muy temprano porque salíamos a las 5:45 am. Planeamos irnos en Uber del Hotel a la terminal de TAP, pero la sorpresa fue que no había Uber a esa hora, cero, nada, ninguno… y en la calle muy pocos taxis, de milagro apareció uno que nos llevo a la terminal.

Hay muchas cosas que nos sorprenden en Los Mochis y hay otras tantas que nos decepcionan un poco, una de ellas es el descuido de la terminal de autobuses de TAP. Porque si estabas ahí a esas horas era porque tenías la total certeza de que ahí ibas a abordar, no había nadie a quien preguntarle sobre el autobús, no había aire acondicionado en la sala de espera, esa terminal prácticamente era la ciudad sin ley.

Después de un rato de preocupación, notamos que ya había una persona que llevaba el control de los autobuses, pero estaba encerrado en una oficina que daba al lado de los andenes (por cierto, sin número) y cuando le preguntamos sobre la corrida de 5:45 a Mazatlán, solo nos dijo que ya estaba por llegar. Y así se aparecieron dos autobuses en los andenes que no sabíamos si era el nuestro, hasta que llego un tercero y ante la confusión volvimos a preguntarle a la persona en la oficina y nos dijo “sí, ese es el que va a Mazatlán”.

Ya con la certeza de tener autobús, subimos las maletas y el chofer nos reviso el boleto electrónico. Todos los pasajeros (nosotros y una pareja de extranjeros) nos formamos para abordar y de pronto se sube el chofer, cierra la puerta, el autobús se empieza a mover y vemos que el chofer solo hace una seña de que va a volver. Pensamos “Ok, seguramente van a limpiar el autobús” pero en eso vemos que el autobús se va de la terminal con todo y nuestras maletas.

Los extranjeros con su cara de “¿qué está pasando aquí?” y yo preocupada por mi maleta que ya se había ido en el autobús y que cabe señalar no nos dieron ni un papelito que comprobará que habíamos documentado equipaje. ¡Qué miedo!

Con la súper incógnita de qué estaba pasando, fui a preguntarle al señor que llevaba el control y me dijo que el autobús había ido a cargar gasolina. Y obviamente nadie tuvo la amabilidad de avisarnos… para entonces ya eran como las 6 am, ya la salida del autobús estaba retrasada en un viaje de entre 6 y 7 horas.

Ya cuando al fin subimos al autobús, nos dimos cuenta que tenía un olor extraño, pero pues ya estábamos ahí, así que nos sentamos para emprender el viaje. También hubo cosas buenas durante este viaje en TAP de Los Mochis a Mazatlán, la primera es que los asientos eran muy cómodos, súper amplios y reclinables; nos dieron un lunch super nutritivo de agua y Chips de Barcel, había enchufes para conectar el celular y cada quien tenía una pantalla con películas y juegos. Nos prometieron Wi-fi, pero no funcionaba.

Después de unas tres horas en el autobús, nos empezó a dar hambre, así que desaparecimos el agua y las Chips. Dormimos, despertamos y todavía no llegábamos. Subieron al autobús señores que vendían burritos, pan de elote y empanadas de cajeta, como ya no aguantaba el hambre compre unas empanadas de cajeta y estaban deliciosas.

Ya después de toda esta travesía por fin se vio un letrero que decía Playa Cerritos, así que ya estábamos llegando a Mazatlán, la tierra de mi mamá y que no visitaba desde hace 5 años.


Comentarios

Únete al Club

Recibe contenido y participa en promociones exclusivas!

A %d blogueros les gusta esto: