¿Suerte, casualidad o destino? – “Los Agentes del destino”

Como humanos vivimos tomando decisiones, pero pocas veces pensamos en lo que el destino tiene preparado para nuestra vida, muchas veces dejamos que la casualidad o la suerte misma resuelvan nuestra vida. ¿Quién no ha dejado que un piedra-papel-o-tiijeras decida por nosotros? Pero tal vez un día nos empeñaremos en tener voluntad y hacer todo lo contrario a lo que las circunstancias nos tienen preparado para vivir.

Catalogada como un drama romántico  de ciencia-ficción con tintes de thriller y  dirigida por George Nolfi.“Los Agentes del destino” es una película interesante, que intenta ser reflexiva y que me recordo mucho el texto “Cerrando círculos” de Paulo Coelho. Esta película esta basada en la novela “The Adjustement Team” escrita por Phillip Dick. Los roles principales están a cargo de Matt Daemon, quien interpreta al senador David Norris y Emily Blunt, quien interpreta a Elise, una bailarina de ballet clásico.

Persecuciones, abrir puertas, usar un sobrero y utilizar a la lluvia para inhibir a los agentes del destino, son las reglas basicas para que David Norris (Daemon) pueda ir en contra del plan que esta previamente escrito para su destino, pues aunque Norris y Elise esten hechos el uno para él otro, existe una razón por la cuál deben estar separados y no volver a verse jamas.

Pero ¿quienes son los agentes del destino? Existen en todo el mundo y son quienes controlan la vida de los humanos para que no sucedan hechos que puedan modificar el plan que fue previamente escrito por “El Presidente”. David Norris dentro de la trama, llega a preguntarles si son ángeles. El rol de los agentes resulta un tanto interesante, pues varias veces dentro de la película son los encargados de poner en tela de juicio lo que ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad por el libre albedrío.

Si se trata de ir un  poco más allá de ver una simple película, podemos notar que también existe una lucha entre lo que la sociedad dice que te hará feliz como por ejemplo: estudiar, tener un carro, alcanzar el éxito profesional, etcétera. Dejando de lado los miedos y los obstáculos que trae consigo el amor. Una disyuntiva que hará que un par de veces David Norris decida entre sus sueños por alcanzar y su verdadero amor.

¿Y tú has sentido que el Universo conspira contra ti?

 

Milenial amante de la fotografía, los viajes y del amor · LCC · Colaboro donando fotografías en Pixabay y Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

subir