La nueva imagen de Vips ¿Realmente se renovó?

Tras dos años de transición, de pasar de manos de Walmart a Alsea, la renovación de los restaurantes familiares llegó con nuevos platillos, fuentes de sodas y espacios especiales para niños.

La historia de Vips

Vips, es una cadena de restaurantes en México, creada por los dueños de Aurrera. Inició operaciones en 1964 en la Ciudad de México. Se colocó en el mercado por su clásico café y sus accesibles paquetes de comida. Fue pensado como un espacio para que los clientes comieran antes o después de hacer sus compras. Los primeros restaurantes Vips que se abrieron fueron en Lomas de Sotelo en la Ciudad de México y debido al éxito  se abrieron las sucursales de Madero y Coyoacán, posteriormente se inauguró la primera sucursal en Acapulco.

En 1994, se fusionó con Walmart Stores Inc. y actualmente pertenece al Grupo Alsea, una venta que para Walmart resultó barata y para Alsea riesgosa, el monto de la venta fue de 8 mil 200 millones de pesos.

Hoy en día, VIPS tiene presencia en 65 ciudades del país, a través de más de 260 restaurantes que atienden aproximadamente a más de 79 millones de clientes al año.  Por número establecimientos es la más grande cadenas de cafeterías o de tiendas-restaurantes en México, superando a Sanborns (164 sucursales); a Corporación Mexicana de Restaurantes (116 Wings, Chili’s y Elago, entre otras); a Toks (109) y a Restaurantes California (65), que actualmente pertenecen a Toks.

La estrategia de rebranding

Para comenzar la nueva imagen de Vips incluye la modificación de su logo, en donde se quitó la letra “A” invertida de Aurrera, que era un símbolo de su primer dueño. Muchas estrategias de rebranding tienen como finalidad borrar aspectos negativos relacionados con la marca o simplemente reconstruir una marca más saludable. Supongo que alguno de estos serán los motivos, pues tras cinco décadas en el mercado, Vips, es una marca que ha generado a través de sus platillos buenas y malas historias en la mente del consumidor.

vips

 

El nuevo logo  conserva el óvalo, pero el color es más encendido, a fin de ser mucho más llamativo. La “i” está adornada con un círculo amarillo que representa a un individuo sonriente.

La nueva cara de Vips también incluye un diseño nuevo en sus espacios, rediseño de uniformes para el personal y un nuevo menú en el que -dicen- agregaron platillos nuevos.

Su página web también luce renovada e incorpora un links a sus redes sociales y a  su nuevo perfil de Instagram. Parece que Vips quiere apostarle a todo con esta renovación, pues Alsea informó que se abrirá una sucursal en la terminal 1 del Aeropuerto de la Ciudad de México.

vips1240516 vips2240516 vips3240516

vips-instagram vips-web

Mi experiencia en Vips (Pros y Contras)

Si yo tuviera que recomendar una cadena de restaurantes, mil veces me inclinaría por Toks. De todos los que se mencionan anteriormente  (Vips, Sanborns, California, Toks) me quedo con Toks, aunque los precios entre Vips y Toks varían considerablemente, pero como dicen por ahí: “Lo barato sale caro”.

Los últimos tres años he ido a Vips más que en otro momento de mi vida, y he comido como muchos las famosas enchiladas suizas, el caldo tlalpeño, la milanesa Vips, entre otros clásicos. El Almuerzo Colonial se colocó en mi mente como uno de mis favoritos, hasta que cierto día comenzaron a servir la pechuga empanizada sin haberle quitado la piel, lo que me provoca cierto nivel de repugnancia; pensamos que tal vez solo ocurría en la sucursal en la que acostumbrabamos a ir, pero no, fuimos a otra y pasaba lo mismo. A propósito también una vez me sirvieron unas empanadas deformes y con un pedazo de papas a la francesa, que no tenía porque haber estado en mi plato. El agua de horchata (mi sabor predilecto) no es natural, es de jarabe. Los frijoles refritos que vienen como guarnición en varios platillos siempre me provocan la misma pregunta: ¿Ahora de qué lata serán?

 

 

empanadas-vips
Así estaban mis empanadas que me sirvieron, además de que me dejaron un mal sabor de boca.

 

Así las empanadas en el menú.
Así se veían las empanadas en el menú.

A su favor y lo que he notado que no ha cambiado, es su clásico: el Caldo Tlalpeño, delicioso como siempre. Su pan “chocolatín” que también es muy rico acompañado de un café con leche o con té, por cierto, hace unos meses que renovaron sus tés y pues si, saben un poco mejor, que la anterior bolsita de McCormick y el pan francés también entra dentro de mis favoritos. Pero, ojalá renueven realmente su menú de comidas y que pusieran un poco más de atención en pequeños detalles al momento de servir sus platillos, mejorando así la experiencia del cliente y creando instantes memorables a través de sabores.

Si hay algo que reconocerle a Vips y que le ha funcionado, definitivamente es su programa de lealtad, a través de sus tarjetas de descuento. Tan simplificado, que no es necesario que tengas un ticket de una compra anterior para que te puedan dar la tarjeta de descuento. Eso, es lo que nos gusta y que creo, realmente le retribuye un valor a la marca, aunque como menciono anteriormente, debería ser su comida, pues se trata de un restaurant.

 

 

 

 

 


Comentarios

Únete al Club

Recibe contenido y participa en promociones exclusivas!