“El PRI gano durante 71 años con trampas y fraude, ¿el PAN por qué no?”

Faltan cinco días para que todos los ciudadanos mayores de 18 años en México voten en sus casillas para determinar a quien le otorgan el poder ejecutivo. Como les contaba en mi post anterior (La democracia en México es una utopía) no hay un candidato que me convenza como para votar por él; por otro lado seré funcionaria de casilla (Secretaría) he ido a tres capacitaciones, he leído el manual del funcionario de casilla, pero no he podido asistir a los simulacros que organiza el IFE porque los hacen los días domingo, el único en el que puedo descansar después de toda una semana cubriendo un horario de 8 am a 4 pm; por si eso fuera poco, mi nombramiento dice “Primer Escrutador” y la capacitadora del IFE me notifico hace una semana que sería Secretaría, debido a que la persona que sería Presidente tiene una discapacidad y durante 1 mes de capacitaciones (trato directo) no lo notaron, razón por la que hubo corrimiento en los nombramientos. No me hace feliz esta situación de ser funcionaria de casilla.

Después de este tropiezo mental, quejándome del IFE continuaré con el tema de este post. La verdad es que a pesar de mi ética profesional como LCC, yo tenia una simpatización individual por un partido político (como cualquier mortal) pero esa convicción se ha ido debido a que después de una larga investigación (no tanto de las propuestas de los candidatos) sino de su historial y sus manejos en la clase política he llegado a la conclusión que todos (partidos y candidatos) están cortados con la misma tijera y son la peor escoria que pueda existir en México.

Aunado a esto, he tenido la oportunidad de platicar con personas que en el año 2000 votaron porque anhelaban un cambio y en sus palabras  he encontrado un conformismo terrible, una ética hecha pedazos, unas convicciones e ideales que se han contaminado de la corrupción.  Hasta aquí deben preguntarse por qué digo esto… sucede que les he preguntado a estas personas ¿quién creen que ganará la presidencia? y banalmente me contestan “pues si el PRI gano durante 71 años con trampas y fraude, ¿el PAN por qué no?”. Simplemente sus palabras me dejan pensando en que se han hecho parte de ese monstruo, que sus convicciones e ideales y su valor de la honestidad (manos limpias) que tanto defendían han quedado en el olvido y que se han unido al Ojo por ojo.

Lo cierto es, que la fecha se acerca y que “no hay mal que dure 100 años” (pero sí 71), ya sabemos que la democracia en México solo existe de dientes para afuera, que no es real. Ya sabemos también que los cuatro candidatos a la presidencia son una basura políticamente hablando, que el sistema esta corrupto hasta sus entrañas, que Televisa nos manipula, que hay un movimiento ciudadano llamado #yosoy132, que cada seis años buscamos un rumbo diferente y que nunca lo encontramos. Todo eso, ya lo sabemos.

Lo que no hemos dicho como ciudadanos es que el problema esta en nosotros, porque como sociedad estamos fallando al conformarnos y ser parte de esta maraña de conveniencias y de corrupción en la que México esta sumergido.

Personalmente te comento que si a estas alturas, no estas convencido de por quien votarás el próximo domingo 1 de julio, acudas a una casilla y hagas valer tu voz:

  1.  Votando por el candidato que te llene el ojo (intelectualmente)
  2.  Anules tu voto, para hacerle saber al sistema que no estás de acuerdo con ninguno de los postulantes. (Esta opción para muchos resulta un desperdicio, pero también es válida y cuenta).

Cualquiera que escojas  es buena, lo importante es que te involucres.

Milenial amante de la fotografía, los viajes y del amor · LCC · Colaboro donando fotografías en Pixabay y Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

subir