El día de la Tierra y nuestra vida tan desechable

“Ahora la vida es tan desechable…”

Muchas celebraciones y días mundiales, a veces me parecen absurdos. El del Día de la Tierra no es la  excepción, pero dadas las circunstancias del Calentamiento Global que estamos viviendo actualmente, creo que es importante que al menos este día hagamos conciencia sobre todo lo que hemos hecho mal con nuestro planeta y el gran daño que le estamos causando.

Ahora la vida es tan desechable que estamos haciendo que el planeta se pudra entre nuestros desechos. La contaminación del suelo, de ríos, mares y aire  está acabando con los diferentes ecosistemas. Recuerdo que antes usábamos envases de vidrio retornables para los refrescos, íbamos a las tortillas con nuestra servilleta de tela y a hacer el mandado con un bolsa de hargana. Pero pasaron los años y las presentaciones desechables de los refrescos llegaron, el papel de tortilla decorado y las bolsas de plástico de los supermercados no se hicieron esperar.

México es un país muy sucio, no tenemos una cultura ecológica. Mucha gente le da igual tirar basura en la calle, regar agua y un largo etcétera de acciones que no están haciendo que las cosas mejoren. Mientras que en otros países utilizan la bicicleta como uno de los principales medios de transporte, separan la basura (Carton, PET, Aluminio…), aprovechan  la energía solar y la eólica.

…es increíble la cantidad de desechos que podemos reducir.

IMG_0120

 

La verdad  es que yo nunca había separado los residuos, pero hace más de tres meses que comencé a hacerlo y descubrí que  es increíble la cantidad de desechos que podemos reducir. Aquí (en Coatzacoalcos) el camión de la basura no está acondicionado para separar residuos, pero existen muchas personas que pasan todas las tardes, cuadra por cuadra revisando las bolsas de basura en busca de PET, Vidrio, Aluminio y Cartón.

Coatzacoalcos tiene una de las playas más contaminadas de México, los desagües de drenaje que dan al mar no están entubados y cuando el sol calienta en su máxima expresión se puede sentir el olor fétido del drenaje de una ciudad con alrededor de 425 mil habitantes (según la Wikipedia), a eso hay que añadirle toda la basura que se encuentra en la playa, en las calles y la mala calidad del aire, ocasionada por la industria petroquímica.

…no he descubierto un lugar de Coatzacoalcos que me cautive por su verdor.

Recientemente hubo un incendio en el basurero de Las Matas (ubicado en las afueras de Coatzacoalcos y Minatitlán)  que tardó 12 días para ser sofocado. Durante ese lapso, hubo una noche de surada  en la que me desperté porque sentía el olor a basura quemada, que me dio nauseas. Por un momento creí que me iba a intoxicar. Justo antier (el pasado miércoles 20 de abril) explotó la planta Clorados III y estuvimos bajo una nube tóxica, aunque negaron que los residuos en el aire fueran dañinos para la salud, pero todos sabemos que si son dañinos. Haber inhale un poco de ácido clorhídrico (muriático) y me cuenta cómo le fue.

el agua “potable” que llegaba a la casa tenía sabor salado…

Sobre el agua,  el año pasado (2015), cuando cerraron la presa Yuribia y nos abastecieron con los famosos pozos de agua que hicieron, el agua “potable” que llegaba a la casa tenía sabor salado y sí, también olía mal. Mucha gente reportó en redes sociales que hasta tenía tierra. Y aunque el presidente en función se haya bebido un vaso de agua directo de uno de los pozos, a la fecha no le confio mucho a la potabilidad del agua que recibo todos los días. ¿Y naturaleza? Bueno, no he descubierto un lugar de Coatzacoalcos que me cautive por su verdor, casi no hay árboles en la ciudad y los pocos que hay los están cortando.

¿Se dan cuenta? Y eso que es un breve análisis a nivel local. Imaginen lo podrido que está el mundo a nivel mundial.

Últimamente también se han puesto de moda los boilers (calentadores) solares para reducir el consumo de gas en la casa. Aunque también es cierto, y sobre todo considerando el salario mínimo de la mayoría de los mexicanos, tener un boiler solar,  aerogenerador o un  panel solar en casa es costoso; pero al paso del tiempo es dinero bien invertido y además contribuyes a reducir el calentamiento de la tierra.

En fin, me parece falso decir que voy a vivir sin usar muchas de las facilidades que nos ofrece la vida moderna y que son causantes del deterioro del planeta; pero al menos trataré de poner mi granito de arena en lo que sí puedo hacer, como reusar, reutilizar, reciclar… y este año le agregaron el rechazar, refiriéndose a las bolsas de plástico y otros empaques (como cuando te quieren dar con caja tus zapatos).

Seamos más conscientes, para que la naturaleza nos siga maravillando.

 

 

Si este post te gustó:

Milenial amante de la fotografía, los viajes y del amor · LCC · Colaboro donando fotografías en Pixabay y Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

subir