Bien dicen las abuelas que ya no los hacen como antes: Los contrastes de la Generación Y

En la década pasada, cuando los blogs estaban en su apogeo y nació la aun web 2.0 era un tema de moda  -trending topic- hablar sobre la Generación X que en esos tiempos se trataba de jóvenes que habían nacido en la década de 1970 a 1980 y que habían rebautizado los 30 años como los nuevos 20.

Por su parte la generación Y, está caracterizada por estar conformada por personas nacidas entre los años de 1982 y 1994, personas que hoy tienen entre 18 y 30 años de edad; y que se atrevieron a rebautizar a los 40 años como los nuevos 30 (es decir, si los X dicen que los 30 años son los nuevos 20, entonces los 40 deben ser los nuevos 30, para así tener 20 años por siempre), jóvenes que han crecido rodeados de tecnología, consumo y publicidad; pero también han sido creadores de contenidos en Internet. Han vivido la expansión de la Internet en el mundo, desde sus inicios, hasta la época actual; han pasado por crear páginas del extinto Yahoo Geocities hasta blogs en Blogger –cuando aún no pertenecía a Google-, conocieron el boom de los buscadores antes de que Google estableciera su imperio; pero escasamente algunos chatearon en IRC, sino que son más de la época del extinto Messenger.

Muchos se preguntaran cuál es la necesidad de clasificar a las generaciones, la respuesta es muy sencilla y desde luego tiene tintes económicos y de reclutación empresarial, pues al definir una generación se definen sus gustos y preferencias por todo el entorno que los rodeo durante su desarrollo como humanos; pues sus ideales y valores se formaron a partir de ello. Hoy en día para las empresas es importante saber lo que caracteriza a cada generación, pues de ello depende la capacidad de análisis, de crítica y el sentido de pertenencia que un individuo desarrolle, así como el compromiso y lealtad hacia las marcas.

Sobre todo, la Generación Y que aprendió a opinar, a no quedarse callados ante lo que nos parecen injusticias; pues cuando éramos pequeños nos hicieron saber nuestros derechos infantiles, nos ensañaron a tener “mucho ojo” en campañas televisivas, nos enseñaron “las catafixias” y sobre todo que los “siempre en domingo” eran para pasarlos en familia. Tal vez seamos una generación un poco malcriada, que en entrevistas de trabajo se preocupa por saber cuánto tendremos de vacaciones si es que llegan a contratarnos y sobre todo cuál será el horario laboral –que por supuesto no deberá exceder las 8 horas diarias.

He escuchado muchas veces hablar de por qué  -no solamente en México- no se han podido erradicar problemas sociales graves como  el desempleo, me ha tocado escuchar frases desgarrantes de padres que sus hijos pertenecen a la Generación Y, padres que como dicen ellos “se partieron el lomo” para darles estudios universitarios y hoy a pesar de estar titulados están desempleados o ganándose la vida de una forma totalmente diferente a la que soñaron cuando fueron niños. Hoy de alguna manera –sin culpar a nadie- son una decepción para sus padres y un fracaso personal para ellos mismos.

En México esta situación ha orillado a la Generación Y a ser parte de la delincuencia organizada, porque ha sido la única que le ha permito tener un “empleo” y ganar lo suficiente para darse la vida acorde a esta sociedad consumista.

Esta misma Generación Y, desde el punto de vista sociológico, es una generación que perdió la valoración del trabajo,  la estabilidad laboral –pues está de moda ser freelance– , que les gusta comprar y comprar antes que ahorrar, jóvenes que se necesitan ser dueños de su propio tiempo, ser independientes sin tener que dejar la casa de los padres, que rechazan en un gran porcentaje los temas políticos, pero que se conmueven con temas ecológicos  y solidarios -¿se acuerdan de WorldVission?

Sin duda alguna, la Generación Y, es el triunfo del capitalismo.

Aquí algunas ideas de las diferencias generacionales:

Generacion X: “Me defino por mi trabajo y lo que hago” (Quiere seguir aprendiendo, planifican una carrera y  aceptan el status quo).

Generacion Y: “Mi trabajo me permite llegar a lo que quiero” (en referencia a libertad personal y placer; están dispuestos a cambiar de empleo si no se ajusta a sus expectativas).

Generacion X: Es un individuo paciente que busca crecer profesionalmente en su empleo.

Generación Y: Piensan que cuando tengan 40 años no van a querer estar trabajando donde están ahora.

Generación X: El dinero es seguridad y futuro (Ahorran, compran seguros, etcétera)

Generación Y: Es disfrute inmediato  (Lo gastan en lo que han deseado a corto y largo plazo)

Sin embargo, a pesar de estas marcadas diferencias que en relación tienen que ver con el aspecto económico y laboral, la Generación Y tendrá que crecer aún más, alcanzar los 40 y no sabemos si en ese momento se preguntaran por qué es que la vida ha pasado y no tienen nada. Mientras que los X, estarán por concluir toda una vida de trabajo que culminara con jubilaciones y pensiones laborales para pasar así sus últimos años.

Pero no todo es malo, mucho de esto, tiene que ver con la nueva cultura emprendedora, pues a la Generación Y, a nivel universitario se le está educando para ser emprendedores, para revolucionar las empresas actuales e innovar. Pues debido a este contexto de diferencias generacionales en el futuro se necesitaran empresas que se adapten a estos cambios culturales.

La Generación Y está formando empresas globales, con flexibilidad y agilidad para operar de manera local atendiendo necesidades específicas, pero teniendo una visión global para poder competir.

Si bien decían las abuelas que a los niños y jóvenes ya no los hacen como antes. Porque los hacen a la medida de lo que el futuro y los intereses requieren…

Milenial amante de la fotografía, los viajes y del amor · LCC · Colaboro donando fotografías en Pixabay y Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

subir